Accueil du siteGroupe International et protagonistes du récit d’Antoine.
Dernière mise à jour :
samedi 25 octobre 2014
Statistiques éditoriales :
553 Articles
35 Brèves
2 Sites Web
4 Auteurs

Statistiques des visites :
67 aujourd'hui
427 hier
551251 depuis le début
     
Recorrido 4 Isidro Benet
La batalla de Perdiguera, 15 y 16 de octubre de 1936
jeudi 7 octobre 2010

popularité : 44%

« Isidro y Mariano en la loma cerca de Perdiguera mayo de 2010. Foto Costán »

El 8 de mayo de 2010 los Gimenólogos se han reunido en Aragón con Isidro, Carmen y Cesar Benet (los tres llegando de Valencia) y con Costán Escuer, su tío Mariano, y Pepe Maestro, vecinos de Perdiguera. Se agregaron a nosotros Ivan Ballabriga, bisnieto de Vicente Valero Labarta de Pina de Ebro, y Victor Pardo de Huesca.

Subiendo desde Perdiguera hacia la sierra de Alcubierre, el grupito ha visitado los sitios por donde pasó Isidro en octubre de 1936. Se han situado màs o menos las posiciones del Grupo Internacional [GI] de la columna Durruti. Todos los presentes participaron, cada uno a su manera, a reconstruir la batalla de Perdiguera y su contexto.

Caminando setenta años después por los mismos senderos del Monte Oscuro, Isidro nos contó sin parar, con sensibilidad extrema y buen humor, algunos momentos de su vida de miliciano. Los hechos y los sitios han quedado grabados en su cabeza eIisidro se localizó perfectamente a lo largo de nuestra progresión hacia la cumbre. Así ha encontrado los lugares por donde había transitado una parte del GI. Vamos a ver como el recorrido de Isidro difiere a veces del de Antonio Giménez por lo que toca a esta batalla : es que no se encontraban en el mismo sitio durante esta batalla.

« Isidro caminando y charlando en el Monte Oscuro. Fotos Costán »

Continuación de la ofensiva de la columna Urrutia

En nuestro artículo precedente [1] hemos constatado el fracaso de la maniobra nacional para conquistar Osera y Farlete. Pero la ofensiva de la columna Urrutia no había acabado.

Ya hemos evocado también la pérdida del Puerto de Alcubierre y de Leciñena [2] a costa de los milicianos del POUM, pero este croquis realizado por Pedro Barrachina da cuenta más claramente de la maniobra militar de los días 10 y 12 de octubre. Con esto se « abrió una peligrosa brecha en el flanco de las columnas republicanas que operaban en el cerco de Huesca, por lo que de inmediato las unidades màs cercanas realizaron contraataques para recuperar la posición y contener el ataque », comenta Barrachina [3].

« Ataque nacional a Leciñena, 12 de octubre de 1936 Barrachina, 2010, p. 142 »

Intervienen las fuerzas reconstituidas del POUM, varias centurias del PSUC y de la columna Macía-Companys, otra de la columna Ortíz. Los combates fueron muy intensos entre los días 12 y 20 de octubre : « Para aliviar la presión sobre los combatientes de la sierra, el día 15 de octubre la columna Durruti se dispuso a adelantar sus líneas desde Farlete hacia Monte Oscuro y Perdiguera (p. 146) [4].

Mientras Durruti intenta cortar la carretera de Zaragoza, el Grupo Internacional ataca el 15 de octubre, al anochecer, hacia Perdiguera.

La batalla de Perdiguera : relato de Isidro (octubre de 2009-mayo de 2010)

« El Grupo Internacional entró en Perdiguera aunque creo que algunos aspectos no ocurrieron como lo indica Antoine Giménez. Perdiguera estaba a unos 16 kilómetros de Zaragoza . Salieron mal las cosas, pero valentía no faltaba. Éramos pues cuatro o cinco jóvenes españoles con el Grupo Internacional que contaba 150-160 milicianos. Estábamos en el Monte Oscuro en un sitio donde se veía de un lado a Perdiguera, y de otro lado a Farlete, con los extranjeros abajo. Dormíamos en chabolas, casitas con piedras, madera o con lo que sea : entrábamos por el agujero como conejos ».

« Vista de Perdiguera desde la posición de Isidro en el Monte Oscuro. Foto Costán »

El ataque del GI

Isidro : « Solíamos bajar por una torrentera hacia Perdiguera, y observar lo que pasaba en el pueblo. Todo el Grupo Internacional sabía el camino por la torrentera. Bajábamos de día Frasquet y yo con mucha cautela y era muy peligroso : una vez llegamos tan cerca que casi nos topamos con una patrulla de los nacionales. Estaba oscuro ya cuando salimos los españoles por el Collado del Maestro ; los otros del Grupo Internacional iban por Farlete. Intervenían sólo los de la Durruti ».

Se ve perfectamente sobre la foto aérea siguiente [5] los recorridos respectivos de los dos grupos del GI : el de Isidro bajando del Monte Oscuro ; el del GI con Berthomieu y Antonio Giménez, desde Farlete, por la cabañera real que pasa a un kilómetro al Este del pueblo y llega hasta la carretera de Farlete.

« Trayectorias de los dos grupos del GI. Foto Costán »

Costán : « Según mi tío Mariano, en el momento del ataque en Perdiguera distribuidos por casas y pajares había tres banderas de la falange, un batallón de carros (pero sin carros) y artillería. Esto nos daría bastante mas de mil hombres, aunque muchos estaban distribuidos por las posiciones que había por todo el término municipal, hacia Leciñena, hacia la Sierra de Alcubierre, hacia Zaragoza y en una línea defensiva que a lo largo de unos dos kilómetros defendía la cabañera por donde se produjo el ataque y que también fue desalojada en el principio de dicho ataque. El centro de operaciones de toda esta zona se encontraba en Perdiguera y desde aquí eran relevados los hombres de las trincheras cada quince días. Por lo tanto es posible que en el pueblo hubiera permanentemente alrededor de quinientas personas. En aquellos momentos, todavía no había en Perdiguera ni moros ni italianos. »

Isidro : « Nosotros, los jóvenes que íbamos de prisa, habíamos llegado antes que los otros y esperábamos cerca de la entrada del pueblo. Al final, llegaron los del GI. Desde una subida de 50 metros, 10 o 12 hombres cada uno con 6 bombas atacaron una trinchera con una ametralladora. Había un chaval de 17 años con nosotros que tenía una voz muy fuerte de cantador, y chillaba : “Grupo 1 : lanzad las bombas ! grupo 2 ! etc.” Los franquistas huyeron ».

Al leer un telegrama militar franquista del 16 de octubre se puede concluir que los soldados que habían dejado la ametralladora fueron fusilados :

« El jefe de la columna Teniente Coronel Gazapo ha mandado fusilar sobre el campo de batalla a 2 brigadas, 5 clases y 15 soldados que abandonaron anoche, sin tener un solo herido las posiciones que defendían Perdiguera por el flanco que ocupó el enemigo y esta noche serán pasados por las armas 10 soldados de caballería y 3 de ametralladoras del 17 que huían y que en su huída habían llegado a Zaragoza y Peñaflor » [6].

« La línea defensiva franquista fue abandonada. Foto Costán »

Añadimos este elemento proporcionado por Costán :
« Cuando llegó el comandante Jerez, preguntó por el comandante de la guarnición de Perdiguera, y estalló en cólera cuando se enteró que dicho comandante y el alcalde se habían ido (habían huido) a instalar a un corral de ganado con casa situado a unos tres kilómetros del pueblo en dirección a San Mateo [como se ve en la foto 5 siguiente]. Aseguró que lo fusilaría, pero no pudo cumplir su palabra, pues una bala le atravesó la cabeza en la calle que hoy se denomina “Tiro de la bola” (es el nombre de un juego popular de Aragón) y que durante el franquismo se llamó “Comandante Jerez”. »

« Trayecto de la huida del comandante y del alcalde de Perdiguera. Foto Costán »

Seguimos con el relato de Isidro :

« Nos apoderamos de la ametralladora, y yo le dí la vuelta para tirar sobre los soldados, pero como no sabía manejarla, no funcionó ; alguien me empujó (amigablemente) y un ratito despues, funcionaba ».

Sin duda se trataba del francés Charles Carpentier que sabía utilizar este armamento, y que cuenta un episodio similar a David Berry en una carta en 1986 [7].

Después suponemos que una parte del GI con Berthomieu y Antoine Giménez entró en el pueblo por un lado, y otra parte del GI con Isidro por otro.

Pepe Maestro : « El grupo con Isidro entró hasta detràs de la iglesia ; desde el nido de la ametralladora corriendo son tres minutos : camino del cementario calle del Comandante Jerez (ahora Tiro de la Bola), posición San José. »

Isidro : « Estábamos en una era donde se hacían tejas. Mis amigos y yo hemos saltado a la trinchera y yo hice una cosa de tonto porque era ingenuo e inexperimentado. Me fui a la derecha de la trinchera y al terminal había un refugio. Encendí para ver y recibí un fuerte empujón : un soldado salió ; le agarré por los correajes que me quedaron en las manos, pero el hombre logró fugarse. Pasó una cosa rara : años despúes esta persona trabajó para mi cuñado y un día me comentó lo sucedido desde su punto de vista, es decir : “Estaba en la trinchera, de repente hubo ataque y sólo pude salir corriendo aunque un enemigo me alcanzó y se quedó con mis correajes ”. Le confesó que ese “enemigo” era el. Este hombre se apellidaba Carrasco y luchó en la División Azul con los alemanes contra los rusos. Fue herido y los alemanes le colocaron la mandíbula inferior metálica. »

« Posición de Isidro y de su grupo cerca de la iglesia de Perdiguera. Foto Costán »

En esta foto aérea de los alrededores de Perdiguera transmitida y comentada por Costán [8], estàn señalados el nido de ametralladora, el pajar donde iran a refugiarse el grupo de Antoine el día siguiente, y la era donde se encuentra el grupo de Isidro, que no podía ver lo que se pasaba al otro lado del pueblo :

« Pues estábamos nosotros en la entrada de Perdiguera, en un terreno como una era ; al final de la era habían una casa y una calle, cerca de la carretera de Zaragoza. 200 metros más lejos escuchábamos los tiros del combate más allá en el pueblo. Veíamos cosas cuando la luz de los disparos nos lo permitía. Ví que murieron muchos del GI como el italiano [9] ; también otro italiano [10] que se había vuelto loco porque avanzaba hacia los soldados lanzando sus ultimas bombas y cayó muerto. El combate se producía practicamente dentro del pueblo. »

Se sabe que la defensa de Perdiguera fue concebida eficazmente días antes en previsión de la ofensiva de octubre. Dejamos la palabra a Mariano, tío de Costàn, vecino de Perdiguera y testigo de la contienda (tenía quince años) :

« Estaba con un vecino fuera de mi casa (vive junto a la iglesia) cuando oímos los disparos del ataque, inmediatamente fuimos a la puerta de la iglesia a buscar la llave para que no pudieran entrar a quemarla, pues ya había ocurrido eso en otras poblaciones. En aquel momento bajaban del campanario los soldados que tenían allí su puesto de vigilancia y huían para no quedar allí aislados y me dijeron que me metiese en mi casa que se iba a liar una muy gorda. »

Costán añade : « Los soldados franquistas se repliegan al pueblo y algunos internacionales llegan a entrar hasta la misma iglesia, donde fueron repelidos, ya que las calles interiores del pueblo se hallaban cortadas con muretes de piedra (barricadas) donde había instaladas ametralladoras y una gran cantidad de efectivos. En la plaza de la iglesia ya quedaron los cadáveres de dos internacionales ».

Isidro : « Quedaron pocos del grupo pero no sé cuantos éramos, tampoco cuantos murieron. La cosa iba muy mal, habían llegado desde Zaragoza moros y regulares y nos tiraban desde los balcones y las ventanas de las casas. Nos superaban en mucho [11]. Hubiéramos debido entrar todos por el mismo sitio ; lo hicimos muy mal, hubo una falta de coordinación. Había un alemán que mandaba (creo porque hablaba medio castellano medio alemán). Hemos retrocedido hacia el Monte Oscuro. La retirada se hizo de noche para nosotros, otra vez por la torrentera, y empezaba a amanecer [el 16 de octubre] cuando estuvimos en los 500 metros. Han parado de seguirnos, tenían miedo de adelantarse màs y nos dejaron [12] ; llegamos al Monte Oscuro ».

El cronista de la 26 División escribe en 1938 : « Intentando auxiliar al Grupo Internacional, varias centurias nuestras se acercaron a Perdiguera, pero simultáneamente llegaban de Zaragoza nuevas fuerzas muy superiores en número que imposibilitaron nuestros propósitos ».

Como lo sabemos ya con el relato de Antoine Giménez, el mismo día los demàs del GI no pudieron salir del pueblo y resistieron hasta la muerte, para la mayoría, en los pajares del otro lado del pueblo. Volveremos a hablar de los hombres y mujeres que cayeron, pero ahora con los nuevos testigos que tenemos, vamos a ver como sucedieron los hechos desde el punto de vista de los vecinos.

Costán : « Los internacionales se repliegan y se instalan en los pajares que están al sur del pueblo situados en una cota más alta, donde pasan la noche [del 15]. Cuenta mi tío que esa noche la pasó con su abuelo en la bodega subterránea de la casa por miedo a la batalla. Su padre no estaba ese día en el pueblo, y el resto de la familia (como ocurría en muchas casas del pueblo ) hacía días que por los continuos bombardeos y escaramuzas se habían marchado a vivir a casa de parientes o amigos de otras poblaciones mas alejadas del frente. Esa mañana [del 16] cuando despertaron, abrieron temerosos una rendija de la puerta para ver quien había por las calles del pueblo, pues no sabían si habría que saludar con el saludo fascista o con el puño en alto. Cuando vieron al primer soldado, comprobaron que era de los nacionales y le preguntaron : “¿Cómo habeis pasado la noche soldado ?” Y el les respondió : “Peor que vosotros, que habreis dormido toda la noche.” Esa mañana de madrugada ya llegaron refuerzos al pueblo. Desde Peñaflor vino el comandante Jerez con una bandera del Tercio y desde Zaragoza en camiones, llegó un tabor de regulares, los tan temidos “moros” [13] . Inmediatamente rodearon a los internacionales que se encontraban parapetados en los pajares y durante toda la mañana se sucedieron feroces tiroteos. Del transcurso de esa batalla nada sabe por que no se podían acercar, pero aún llegó a ver a dos milicianas con correaje que eran llevadas al puesto de mando. Nada mas sabe de ellas, pero asegura que nunca nadie comento que hubieran muerto delante de los pajares con las tripas abiertas. Está convencido de que las fusilaron. Dice [el tío Mariano] que el final fue cuando quemaron el pajar con una bomba incendiaria y que los que escaparon por el descampado de los aljibes, fueron tiroteados por los que les rodeaban y ametrallados desde el campanario de la iglesia. Esto ocurrió al final de la mañana y dice que cuando acabó todo, se acercaron al pajar que había sido incendiado y que con varias personas mas y ayudados de un burro, recogieron cuatro cadáveres de la zona de escorrentía de los aljibes y que los depositaron junto con otro cadáver que había en la era (y con el que dice que a lo largo de su vida ha soñado muchas veces) en una oquedad del terreno próxima al pajar donde antes hubo un horno de yeso. No sabe si depositaron allí mas cadáveres (los del pajar estaban totalmente calcinados y no hubo necesidad de enterrarlos) pero asegura que luego (me imagino que los militares) les echaron cal viva y los cubrieron de tierra [14] ».

Milicianas

Costán todavía : « Pues Mariano que testimonia recuerda haber visto a las dos milicianas detenidas, que eran llevadas andando rodeadas de soldados [ paseadas por el pueblo ] y el cree que las llevaron a interrogar a la comandancia. En las varias ocasiones que ha nombrado este hecho, siempre ha hecho mención a que le parecieron dos mujeres muy hermosas y que llevaban correaje ( me imagino que para llevar pistola ). Lo que ocurrió con ellas, solo son suposiciones suyas, nada sabe de cierto, pero imagina que las volvieron a llevar delante del pajar y que las mataron allí delante, seguramente para demostrar a los ocupantes del pajar que nadie saldría con vida de allí. Asegura que nunca oyó hablar a nadie del hecho de que fueran destripadas ».

Isidro : « No he sabido lo que pasó en los pajares o más adentro de Perdiguera ; lo he leído en el libro [« Del amor, la guerra y la revolución »]. Yo sabía que en el grupo habían mujeres pero no que eran enfermeras. Me han dicho después que habían sido matadas, acuchilladas ».

Comentarios nuestros : Parece que todo lo que dice Antoine Giménez sea confirmado salvo el hecho de que las dos enfermeras [Mimosa y Augusta] hayan sido destripadas. Quizas después del fusilamiento sus cuerpos fueron arrastrados y echados delante del ùltimo pajar donde quedaban internacionales ; y quizas estaban todavía moribundas, con el cuerpo tan estropeado que los milicianos se creyeron que habían sido destripadas. Los comportamientos de crueldad relativos a las mujeres cogidas por los franquistas (y atribuidos a los regulares moros) estaban presentes en la mente de los milicianos. Los traductores franceses de Ramon Rufat [15] que han discutido mucho con el, nos han dicho que aún lloraba al recordar los cuerpos torturados de mujeres que encontraron en el frente. Por eso Rufat y otros combatientes insistían para que las mujeres no se quedasen a combatir.

Suzanne Hans (o Girbe)

El 16 de mayo de 2009 estábamos con Jean Boyon y su mujer Andrée en Perdiguera. Había venido Jean para cumplir con una promesa a su abuela : ver el sitio donde quizas había muerto su tía, la francesa Suzanne Hans, llamada tambien Suzanne Girbe cuyo apellido se encuentra en la lista de los 37 extranjeros y españoles muertos en Perdiguera, con el de su compañero Louis Recoule. Era la primera vez que familiares de Internacionales venían en este sitio.

Otra vez gracias a Costán, tenemos elementos nuevos : « He hablado con un testigo directo del fusilamiento de una de las milicianas en Perdiguera. Ha sido toda una casualidad, se trata de un amigo de mi padre de su misma edad -80 años- que en aquel momento tenía siete años ; y así como mi padre no recuerda detalles de ese momento, este amigo llamado Antonio tiene recuerdos muy vivos por la sencilla razón de que estaba todo el día con los militares del pueblo. Resulta que al lado de su casa estaba la ranchería (donde cocinaban) de los soldados, enfrente estaba la de los oficiales y un poco mas abajo el cuartel general. Pues bien, Antonio estaba a todas horas metido en la ranchería para que le dieran cosas de comer - pan, leche condensada galletas, carne, vino (con siete años…) - y allí escuchaba todas las historias que comentaban los soldados.

« Indicaciones de Costán en una foto de Perdiguera en 1957, comunicada por el mismo »

El día del ataque por la noche, estaba en la calle y le dijeron que se metiera en casa que había un ataque de los rojos. De lo ocurrido al otro día me cuenta prácticamente lo mismo que mi tío, la huida del mando de las tropas del pueblo y del alcalde a Valdelapez, el enfado del Comandante Jerez cuando vino con refuerzos y se encontró con la guarnición sin mando, su posterior muerte… Pero vio una cosa que no pudo ver mi testigo de 15 años. Esa mañana oyo decir que habían detenido a una miliciana en las proximidades del pajar (solo me habla de una) y como vivía en el centro del mando operativo, cuando vio jaleo, se acercó en compañia de otros niños (de los cuales solo viven él y otro que ya no está bien mentalmente hablando) y en un corral próximo a la comandancia, por las rendijas de una puerta grande de madera, vio a esta mujer cuando iba a ser fusilada. Curiosamente, como también me comentó mi testigo, le llamó la atención el correaje que llevaba (tal vez por que en esos momentos, no era común que las mujeres llevaran armas ni utillaje militar). Al preguntarle si recuerda algún rasgo físico, me dice que llevaba un pañuelo cubriéndole el pelo y que era muy poco morena de piel, también la recuerda como una mujer de complexión fuerte (la percepción de este dato puede estar influido por la vestimenta con el correaje). Dice que antes de fusilarla, intentaron que cantase el "Cara al sol" y que en ese momento, levantó los dos brazos con el puño cerrado y que gritó ¡Viva el comunismo ! [16] siendo abatida en ese momento. Le he preguntado por la otra miliciana que vio mi testigo y no sabía nada de ella, tal vez las interrogaron y las mataron por separado. También le he hablado de la posibilidad de que dos mujeres fueran destripadas delante del pajar y me ha dicho que nunca ha oído hablar de tal cosa y que si hubiera sido así, lo habría escuchado a los soldados con los que estaba a todas horas [17]. También le he preguntado que si estaría dispuesto a contaros esta historia si algún día volveis a Perdiguera y me ha dicho que no tendría ningún inconveniente en hacerlo ».

Resulta que nos hemos encontrado con Antonio Cugota y su mujer Ofelia en mayo de 2010 en su casa de Perdiguera. Fuimos acogidos muy calurosamente, y Antonio nos contó :

« Aquella noche [el 15 de octubre] se pasó toda la noche tirando ; esta miliciana estaba cerca del pajar [de Antoine Giménez] con una ametralladora y fue cogida por detràs por los militares. La metieron por aqui en un corral y por la mañana estaban listos para fusilarla contra una pared con tres otros milicianos, vestidos como cazadores. Era una mujer rubia, muy guapa y fuerte. Llevaba correaje. Ella preguntó al capitán que mandaba el pelotón si se podía peinar, y le contestó que si. Después el militar ordonó que se pusieran todos a cantar “cara al sol”. Pues la mujer gritó “viva el comunismo !” y fueron fusilados todos. No sé si la enterraron y donde. Esto no se me va de la cabeza ».

Entonces le enseñamos las dos únicas fotos que teníamos de mujeres alistadas en el Grupo Internacional (y muertas en Perdiguera). Primero la de Mimosa, pues Antonio hablaba de « una rubia » ; pero dijo imediatamente que no era ella. Entonces la de Suzanne, a pesar de ser morena, y después de un largo silencio, nos dice : « Tenía una cara redonda, llena, era parecida a esta, es la misma, ya te digo que es ella ! tenía un caracter fuerte ! »…

Antonio aceptó con diligencia que le fotografiemos

« Antonio y Suzanne. Mayo de 2010. Foto Les Giménologues »

Según La Revue Anarchiste, eran cuatro las mujeres que murieron este día en Perdiguera : Mimosa, Augusta y las dos francesas Juliette Baudart y Suzanne Girbe. Las mujeres prisioneras que tenían correaje pueden ser las milicianas Suzanne y Juliette [18] pues Mimosa y Augusta eran enfermeras. Todavía no hemos identificado a la quinta mujer de que habla Carpentier [19] y los telegramas franquistas. Tampoco sabemos quien era la « Marthe » evocada por Antoine Giménez. Proximamente publicaremos el « Journal de Mimosa » encontrado en los archivos de Amsterdam por Edouard Sill.

A propósito de los tres hombres fusilados con Suzanne, se puede tratar de su compañero Louis Recoule (por cierto no se separaron a partir del momento que integraron el GI), de Louis Berthomieu, o de cualquier miliciano que se encuentra en la lista de los caidos en Perdiguera [20]

Louis Berthomieu

Costán : « [Mariano] no sabe nada de un oficial apresado, y cree que si los internacionales hubieran estado más organizados había muchas posibilidades de que el ataque hubiera sido un éxito »

Ningún de los testigos de Perdiguera sabe algo sobre este oficial francés. Por eso pensamos que quizas no fue matado en Perdiguera este día. Mas aún cuando se lee en este telegrama franquista del 16 de octubre de 1936, 15 horas : « Columna salió para Perdiguera rechazo enemigo que continua persiguiendo dirección Farlete habiendose recogido màs de sesenta muertos la mayoría extranjeros franceses, rusos y mujeres. Columna mandada al collado de Alcubierre para reforzar posicion ha establecido contacto con el enemigo continuando combate [21] ».

Y sobretodo en este otro del mismo día, 22,20 horas : « Como ampliación mi télégrama novedades hoy manifiesto que posiciones en collado Alcubierre que hubo que abandonar por fuerte presion numeroso enemigo ; recuperado encontrándose entre Perdiguera y Collado ciento diez muertos enemigos. Se ha cogido prisionero un Oficial francés y se ha fusilado un oficial español que estaba con los rojos ». Una nota manuscrita añadida el 17-10-1936 dice màs abajo del telegrama : « Necesitan nombre y fotografía del oficial francés para publicarlo [ la firma es ilegible ] [22] »

De quien se trata ? Que otro oficial francés combatía este día con la columna Durruti ? No sabemos donde eran enviados los oficiales extranjeros prisioneros : a Burgos ? a Valladolid ?Pero se sabe que a veces eran intercambiandos. Seguimos pues buscando las huellas de Louis Berthomieu tanto en los archivos militares frances como españoles.

Volvemos con el relato de Isidro :

Nos comentó que unos días después, una mañana vieron que los nacionales se habían instalado en una posición a unos 500m de donde ellos estaban. Desde allí, indicaban con una flecha a la aviación dónde estaban las posiciones del GI que debían bombardear. Cuando Isidro se dió cuenta, sacó una bandera española que había cogido en Siétamo y con una flecha hecha con piedras, señaló a las posiciones nacionales, para que asi los aviones no supieran qué hacer.

« En el GI murieron varios españoles (he visto que estaban en la lista de los caídos en Perdiguera [23]). De los españoles nos faltaban dos o tres ; de los demàs no lo supe nunca. No se notaban los que faltaban porque iban los alemanes de un lado ; franceses del otro, italianos tambien. Hicieron el recuento ellos. No he visto a Berthomieu en Perdiguera. Al cabo de 15 o 20 días, ya vinieron milicianos para reemplazarnos en el Monte Oscuro y nosotros nos fuimos a descansar en Pina una temporada ».

« Posiciones respectivas del G.I. y de los nacionales después de la batalla de Perdiguera. Foto Costán »

Acabemos sobre las maniobras militares en este rincón de Aragón citando a Pedro Barrachina [24] :

« El día 17 de octubre, se produjo un hecho de importancia transcendantal : llegaron a Zaragoza la segunda y tercera escuadrillas de Heinkel 46 (de tres aviones de bombardeo cada una) (…) y desde León media ecuadrilla de cazas Heinkel 51 alemanes (…). Los nuevos bombardeos y cazas eran muy superiores y su presencia iba a cambiar las tornas en poco tiempo en los cielos aragoneses. (…). El día 9 de noviembre y con la finalidad de proteger las comunicaciones con Leciñena e impedir nuevas infiltraciones, un Tabor de la Mehal-la de Tetuán con una seccion de zapadores desalojó a los milicianos de la columna Durruti de las posiciones que ocupaban en Monte Calvario y ermita de Santa Cruz en la zona de Perdiguera ».

« Isidro en Perdiguera, mayo de 2010. Foto Ivan »

Antes de la despedida, nuestro amigo Isidro se dejó imortalizar por Ivan, con la gorra roja y negra

Los Gimenólogos, 30 de septiembre de 2010


Anexos

« LISTE DES [37] TUÉS À PERDIGUERA LE 16 OCTOBRE 1936 »

[Revue, corrigée et augmentée par les giménologues en septembre 2010 à partir du document FAI PE Paquete 50/Caja 521 de L’IIHS d’Amsterdam]

Jean Garcia
Pedro Martinez
Lorenzo Benzo
Francisco Lopez Gloire
Francisco Gil
Charles Spohu [ou Sphou]
Julio Zorita Perez
Yves Vitrac
Roger Baudard
Bernard [ou Pedro] Meller
Jean Delalain
Suzanne Girbe [= Suzanne Hans]
Louis Recoules [= Louis Recoule]
André Lesaffre
René Galissot
Jean Albertini
Emile Boff
Manuel Hernandez
Santos Tans
Jean Ferret
Juliette Baudart
Jean Trontin
Louis Berthomieu
Augusta Marx
Jean Giralt
Simon Lacalle
Alexandre Starandonzy
Teodor Barrado
Eugenio Ruiz
Georges Chaffangeon
Carlos Conte [= Carlo Conti, l’ami italien de Durruti exfiltré de Saragosse par Isidro Benet ?]
Estanislas Criballes
Manuel Aracil
Jose Segura
Rémy Boudou [pas mort en réalité]
Georgette Kokoczynski [son époux est peut-être Michel Kokoczynski, socialiste français, un moment réfugié à Marseille pendant la guerre puis à Oran [25].
Le “Journal de Mimosa” a été retrouvé à l’IISG]
Pedro Fernandez

Sur un autre document griffonné et peu lisible on peut lire :

« Gimenez délégué ler gr(oupe ?). témoin est resté presque jusqu’au dernier moment. Scolari (dernier camarade avec Georgette) ».

Dans la liste de David Berry, on trouve les noms de quinze Français tués à Perdiguera : les trois qu’il signale en plus de la présente liste sont :

Bérard Mario, Bergé Raymond [tombé peut-être le 21-11-36], et Delaruelle Henri.

Sur une autre « Liste des morts aux combats de Perdiguerras [sic] (…) le 11-10-36 » [IISG, FAI, PE 15] on trouve en plus le nom de

Gabaloff

Nous ajoutons pour notre part :

Pietro Ranieri, tombé à Perdiguera le 16 octobre 1936, selon le Dizionario Biografico Anarchici Italiani, BFS, Pisa 2004.

 

[1] « Parcours d’Isidro Benet (3) L’offensive de la colonne Urrutia dans les Monegros en octobre 1936. Petite controverse sur la bataille de Farlete » article N°446

[2] article 405

[3] « Guerra civil Aragón : Zaragoza ». F. Martínez de Baños Carrillo coord.Tomo 5 ed. Delsean, 2010. Artículo de Pedro Barrachina Bolea : « La guerra de columnas en el frente de Zaragoza (verano e invierno de 1936), p. 143.

[4] Ver ademàs « En busca de los hijos de la noche », notas 29 y 31

[5] « Resulta muy revelador saber que parte de los atacantes provenían directamente de Monte Oscuro. Después de saber que bajaban por una torrentera, he hablado con gente mayor y mas o menos, ya se que recorrido hacían para bajar a Perdiguera.(…) Subí a la sierra después de la visita de Isidro y con las indicaciones que me dió mi tío Mariano encontré la zona donde estuvo. Es una posición avanzada y muy separada de Monte Oscuro. Todavía no he encontrado la casamata que hizo. Según decía Isidro, veían a la gente de Perdiguera desde su posición y es cierto, ya que en línea recta hay unos 4 kilómetros y eso permite con buena vista distinguir los movimientos de grupos de personas ». Comentario de Costán, Perdiguera 2009-2010.

[6] Telegrama franquista del 16-10-36, a las 22h15. Fuente : SHM Avila VZN 1299 Cp 52. Lo comenta Barrachina, 2010, p.147 : « En definitiva fue mayor el nùmero de fusilados entre la propia tropa que el de muertos habidos en la operación de recuperación del pueblo [Perdiguera] ».

[7] Ver « En busca de los hijos de la noche » nota 31, p. 324

[8] « Bien es verdad que hubo milicianos que entraron al pueblo por una calle cercana adonde [ver el circulo rojo en la misma foto] Isidro marca la era de tejas (en dirección a la iglesia), sin embargo alli nunca se fabricaron tejas, aunque cabe la posibilidad de que en alguna de esas eras que dice Isidro hubiese tejas dispuestas para alguna construcción. »

[9] Se trata de Carlo Conti, salido de Zaragoza por Isidro y otros del GI, ver article 438.

[10] Quizas Pietro Ranieri

[11] Extracto del « Diario de operaciones » del 16 de octubre de 1936, redactado por el Capitán Garcia Ruiz-Soldado de la V° División Orgánica : « (…) ahora estoy esperando la Mehalla para ocupar el cementerio, hay bastante enemigo (…). La situación està completamente despejada y no hay peligro alguno pues anoche cuando vinimos estaba el pueblo casi en poder de los rojos y ahora gracias al empuje de mis legionarios està todo despejado ». Documento AGMA.

[12] « […] En el día de hoy nuestras fuerzas restablecieron situación infringiendo al enemigo duro castigo siendo rechazado hasta cinco kilómetros mas allá del pueblo y continuando su huida no siendo perseguido mas allá por necesitar fuerzas de que dispongo tan escasas … » Telegrama franquista del 16 de octubre, a las 22,15 horas. Fuente : SHM Avila VZN 1299 Cp 52

[13] « Mariano me dijo que nunca ha habido regulares instalados en Perdiguera. Cuando hacían falta, venían trasladados para hechos puntuales y luego se volvían a marchar. Tampoco ha visto nunca caballería mora, ni sabe si se utilizó en Farlete. Las únicas fuerzas extranjeras que se instalaron en el pueblo ya avanzada la guerra fueron italianos y alemanes. En casa de mi padre (en aquellos momentos casa de mis abuelos) se instalaron una treintena de italianos que dormían en los graneros y se hacían el rancho en el corral. En una paridera (corral de ganado ovino) situada en las afueras del pueblo y llamada “corral del tío Jorge” se instalaron por un tiempo fuerzas alemanas e italianas juntas. » Costán, septiembre de 2010.

[14] « En cuanto a la posible exhumación de esos cadáveres yo comenté que el terreno donde presumiblemente están, no es de ningún particular sino que pertenece al Ayuntamiento, lo que facilitaría las cosas en caso de que algún familiar lo reclamara ».

[15] Autor de « Espions de la république », Allia 1990, todavía no está publicado en España.

[16] « Seguramente pudo gritar "viva el anarquismo", "viva el comunismo libertario", u otras consignas que podamos imaginar. Seguramente, pasados mas de 70 años y tras 40 años de dictadura y propaganda franquista donde no se hacían matices con el adversario y se tachaba a todos de comunistas, esa imagen vista de niño, bien pudo adaptar la memoria a la propaganda oficial y gritara lo que gritara, este señor, crea haber oído "viva el comunismo". Es solo una hipótesis, pero bastante razonable ».

[17] « También me ha dado muchos detalles de la vida diaria de las tropas franquistas en el pueblo : donde dormían, los parapetos que había dentro del pueblo, recuerdos de los habitantes del pueblo que fueron fusilados (entre ellos su tía embarazada a punto de dar a luz, y cuyo feto encontraron entre las piernas de la madre cuando la desenterraron de la fosa en que se encontraba junto a su marido y otras treinta personas del pueblo), y cosas tan curiosas como los tres barriles de aguardiente y anís que había en el exterior de su casa en la carretera y que eran llamados los "asaltaparapetos" donde les llenaban las cantimploras a los soldados para quitarles el miedo cuando había combates ».
La tía de Antonio se llamaba Petra Cugota ; tenía 32 años cuando fue matada. Añadimos estos elementos sacados del trabajo de Victor Pardo : « En la entrada al cementerio de Perdiguera, en el lado derecho, llama la atención un monumento funerario de grandes dimensiones realizado en mármol negro (…) rematado por una gran lápida blanca y un Cristo, en la que se han relacionado los nombres de las víctimas. Se trata del reconocimiento a los vecinos fusilados por las fuerzas sublevadas, en distintas fechas de los primeros días de la Guerra Civil. En esta lápida sepulcral colectiva puede leerse : « Pedro Escanero, 68 años ; Juliana Escuer, 62 ; Tomás Arruga, 44 ; Saturnina Murillo, 43 ; Pascual Murillo, 29 ; Mariano Murillo, 45 ; Antonio del Rey, 28 ; Lorenzo del Rey, 29 ; Petra Castelrianas, 48 ; Felisa Arruga, 24 ; Elías Arruga, 16 ; Jabiela Marín, 59 ; Clemente Jordán, 58 ; José Alfranca, 16 ; Pedro Granjel, 71 ; Pascual Murillo, 39 ; María Alfranca, 40 ; Pascual Murillo (hijo), 16 ; José Murillo, 55 ; Gregoria Arruga, 48 ; Estefanía Castelrianas, 60 ; Esteban Castelrianas, 50 ; Julia Alfranca, 45 ; Vicente Alfranca, 43 ; Tomás Arruego, 29 ; Emiliano Pontaque, 28 ; Manuel Escuer, 19 ; Antonio Pelet, 33 ; Petra Cugota, 32 ; Juan Jordán, 28 y Felicitas Azara, 25 ». « Petra Cugota Valentín nacida en Febrero de 1904 es hermana del padre de Antonio, Nicolas Cugota Valentín nacido en Diciembre de 1897. La lápida recuerda a los 31 fusilados que murieron ese día 27 de septiembre de 1936. En total, se fusilaron a lo largo de la guerra a 41 vecinos de Perdiguera, entre ellos al secretario del Ayuntamiento, al médico, al maestro y a un concejal del Frente Popular (otro concejal huyó y el alcalde despues de huir fue apresado y lo salvó de morir fusilado un tío suyo que era militar). Si tenemos en cuenta que la población en aquellos tiempos era de unos 800 habitantes, la proporción de fusilados es enorme », nos comenta Costán.

[18] Infelizmente no sabemos casi nada de ella : los franceses Juliette y Roger Baudard integraron el GI de la Columna Durruti el 3 de octubre de 1936

[19] Se puede tratar de la francesa Thérèse Bardy que integró el GI de la Columna Durruti el 20 de septiembre de 1936 ; pues sobrevivó a esta batalla

[20] Ver la « Liste des tués à Perdiguera » actualizada en anexo

[21] Fuente : SHM Avila VZN 1299 Cp 52

[22] Fuente : SHM Avila VZN 1299 Cp 52

[23] Fueron 14 sobre los 37 caídos : pero sin duda algunos eran españoles de Francia

[24] Barrachina, 2010, p.148-149

[25] Cf. « La filière marseillaise. Un chemin vers la liberté sous l’Occupation. » de Daniel Bénédite, Clancier-Guénaud, 1984, p. 284 et suivantes.

Articles de cette rubrique
  1. A Contretemps N°8.
    31 mai 2005

  2. Au Bar Scandinavia.
    6 mars 2006

  3. Groupe International : organigramme et chronologie.
    19 juin 2006

  4. Pour le bien de la Révolution.
    16 juillet 2006

  5. Refus de la légende.
    17 octobre 2006

  6. Combats pour la liberté.
    19 novembre 2006

  7. Trois affiches de la colonne Durruti.
    29 décembre 2006

  8. La bataille de Santa Quiteria.
    15 février 2007

  9. Texte de Charles Ridel alias Louis Mercier Vega
    1er avril 2007

  10. Modification de la notice 61 page 398.
    14 mai 2007

  11. Du nouveau du côté de Bobini.
    23 mai 2007

  12. Un blog sur Robert Léger.
    9 septembre 2007

  13. Notice sur Bruno Castaldi.
    12 mai 2008

  14. Fiche de recherche pour Otto
    6 juin 2008

  15. Suzanne Hans et Louis Recoule
    4 novembre 2008

  16. Article tiré de l’Espagne Antifasciste du 4 novembre 1936
    4 novembre 2008

  17. RETOUR SUR LA LETTRE DE SIMONE WEIL À BERNANOS
    8 juin 2009

  18. RETOUR SUR UNE CONTROVERSE :
    LOUIS MERCIER, SIMONE WEIL

    15 juin 2009

  19. Du nouveau du côté de la famille Valero Labarta de Pina de Ebro
    7 novembre 2009

  20. Retour sur la bataille de Farlete du 8 octobre 1936
    27 avril 2010

  21. Volontaires suisses dans la colonne Durruti
    3 juin 2010

  22. Nisse Lätt, anarchiste suédois
    3 juin 2010

  23. Isidro BENET
    14 juillet 2010

  24. Parcours d’Isidro Benet (2)
    14 juillet 2010

  25. Retour sur la lettre de Simone Weil à Georges Bernanos
    10 septembre 2010

  26. Parcours d’Isidro Benet (3) Version corrigée
    30 septembre 2010

  27. Parcours d’Isidro Benet (4)
    7 octobre 2010

  28. Recorrido 4 Isidro Benet
    7 octobre 2010

  29. Appel aux travailleurs marocains
    25 octobre 2010

  30. En las ríberas del Ebro
    30 novembre 2010

  31. Augusta, Mimosa
    10 mai 2011

  32. Nils (Nisse) Lätt
    10 mai 2011

  33. Des nouvelles d’Isidro Benet depuis Valencia
    19 juillet 2011

  34. Pour Isidro
    10 octobre 2011

  35. Nils Lätt. Miliziano e operaio agricolo in una collettività in Spagna
    8 mai 2012

  36. El nazismo al desnudo. El soporte del nazismo al Alzamiento Nacional
    8 mai 2012

  37. « Milicien et ouvrier dans une collectivité en Espagne »
    27 février 2013

  38. Sur les volontaires suédois dans la guerre d’Espagne
    27 février 2013

  39. « Actualité » de Simone Weil. 2
    19 avril 2013

  40. Précisions sur l’auteur de « l’Appel aux travailleurs marocains »
    3 février 2014

  41. Membres des IWW (Industrial Workers of the World) qui ont combattu lors de la Guerre civile espagnole
    8 mai 2014

  42. Récit du Canadien Bill Wood
    8 mai 2014